ENTRETENIMIENTO PARA INTELECTUALES OBSOLESCENTEMENTE PROGRAMADOS — La otra mitad

Una avería en la computadora me dejó momentáneamente sin música. El día aparecía ruidoso y las cosas parecían funcionar mal desde el vamos, y esa apreciación mía se vio acrecentada cuando un camión embistió un automóvil estacionado en la esquina, lo cual captó la atención de innumerables vecinos y transeúntes que se agolparon por curiosidad […]

ENTRETENIMIENTO PARA INTELECTUALES OBSOLESCENTEMENTE PROGRAMADOS — La otra mitad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s